Trabajadora Social

El perfil necesario para desarrollar de manera óptima el trabajo en el contexto educacional se fundamenta mediante la formación especializada en temáticas familiares desde una perspectiva relacional de pareja, abordaje interdisciplinario en infancia y estrategias de intervención desde una visión intercultural.  En este sentido, la labor específica trasciende la necesidad de evaluar el contexto desde sus múltiples dimensiones, esto es a nivel individual, familiar y social en lo que se desprenden diferentes marcos explicativos en respuesta a que la familia como tal,  ha sido mediatizada por procesos históricos, sociales y culturales.

Según Marshall(2000) “Para comprender el contexto actual en que se desarrollan las intervenciones socio-comunitarias y familiares, es necesario conocer diferentes dimensiones que intervienen en los procesos locales, tales como la globalización, situaciones de pobreza a nivel mundial, problemas sociales contingentes en relación a la temática abordada, entre otros.”

El Rol del Trabajador social considera por lo demás, la participación especial de las niñas como protagonistas de su proceso educativo y de la familia como núcleo de apoyo al proceso de sus hijas, buscando condiciones óptimas para que ellas aprendan y se informen, aunando en su mayoría  su trabajo con el colegio. En este sentido, en el trabajo específico con las niñas se evalúan situaciones familiares y sociales con la finalidad de orientar, derivar y/o gestionar recursos o instancias de apoyo a través de la activación de la red de protección social. Así también, facilitar espacios de diálogo, aprendizaje y acuerdos que permitan que, en conjunto y de manera complementaria, ambas instituciones, familia y colegio, vayan generando criterios de acción que aporten al proceso de desarrollo formativo de las niñas.

A nivel familiar la labor se centra en identificar contextos familiares que generen problemas al interior del núcleo, aspectos que conlleven VIF (violencia Intrafamiliar), negligencia parental y/o vulneración de derechos, esta pesquisa se realiza a través de la observación y contacto directo con la niña, así también se recaban antecedentes de sus docentes y personal académico, todo aquello con el fin de proporcionar instancias de apoyo mediante la intervención profesional oportuna, adecuada y pertinente, por lo que se realiza evaluación del caso, una orientación necesaria para reparar el daño causado, y en el caso de que implique mayor intervención profesional se deriva a algún centro especializado.

De igual modo y sumado al trabajo en el contexto familiar, es de suma importancia identificar aquellas situaciones que afecten la asistencia a clases y/o los atrasos recurrentes, esto con la finalidad de proporcionar herramientas que les permitan cumplir con la tarea educativa de manera eficiente y responsable.